Como curiosidad, os dejo con algunas de mis primeras ideas y conceptos de personajes que inspiraron lo que finalmente fue “El lamento del océano”… muchos de ellos olvidados en mis carpetas de dibujos.